Un arcoiris en Marbella (Málaga). EFE/Daniel Pérez/Archivo

Universidad de Málaga plantea desalar agua del mar con la energía de plantas fotovoltaicas

Life Watercool - 9 marzo, 2022

Málaga (EFE).- Un proyecto desarrollado por el Instituto de Domótica y Eficiencia Energética (IDEE) de la Universidad de Málaga permitirá obtener agua desalada del mar a partir de energía renovable generada desde plantas fotovoltaicas instaladas en embalses.

Desalinización de agua y economía circular

Esta iniciativa, denominada «Agua+S», es un proyecto de economía circular que propone la aplicación de un ciclo sostenible de desalinización de agua de mar a partir de tres infraestructuras coordinadas, ha informado este miércoles la Universidad de Málaga en un comunicado.

La primera infraestructura es una planta desaladora colocada cerca del mar; la segunda, una red de estaciones de bombeo para impulsar el agua desalada a través del curso de un río, y la tercera, un parque fotovoltaico flotante, que se instalaría sobre el agua de un embalse para suministrar la energía necesaria para desarrollar todo este proceso.

La propuesta es innovadora a nivel mundial, ya que es la primera vez que se apuesta por el uso de estas tres instalaciones de forma conjunta y, además, tal y como aseguran los investigadores, totalmente reproducible, pues podría replicarse en cualquiera de las cuencas fluviales que dispongan de un embalse, próximo a la costa, desde el que se distribuya agua potable tanto para riego como para consumo humano.

«Permitiría la producción de 20 hectómetros cúbicos de agua anuales, que podrían ser ampliables, al tratarse de un proyecto modular”, señala Francisco Guzmán, uno de sus impulsores, quien destaca que es una solución limpia, tanto la energía que produce como el proceso para conseguirla, además de su instalación.

Este profesor de la Escuela de Ingenierías Industriales asegura que para su puesta en marcha no será necesario ningún tipo de expropiación de tierras, ni se precisará la instalación de tuberías adicionales, puesto que la red de distribución ya está hecha.

Asimismo, el aporte que se realizaría al vaso del embalse, al mezclarse con el agua allí recogida, no requeriría mineralización.

Industrias paralelas

Otro de los aspectos positivos que presenta es la generación de salmuera, a partir del proceso de desalación, que daría lugar a una industria paralela para la creación de hidrógeno, sal, cloro y otros derivados químicos, siempre sostenibles, de interés comercial.

Los ingenieros del IDEE plantean, asimismo, nuevas posibilidades para ampliar la capacidad de generar electricidad utilizando la energía del sol a partir de las instalaciones fotovoltaicas flotantes.

“Estas infraestructuras presentan múltiples ventajas frente a las terrestres gracias a la ausencia de polvo, la reflexión solar sobre la superficie del agua y al enfriamiento de los paneles por el efecto de la misma”, señalan estos expertos, que añaden que «en instalaciones ya existentes se han apreciado rendimientos de hasta un 20 por ciento más de energía”.

De hecho, según explican, los estudios ecológicos realizados demuestran que, sin que haya peligro de alterar el equilibrio biológico del embalse, se podría cubrir hasta un 30 por ciento de la superficie del mismo.

Recursos hídricos

Esta iniciativa, que, según los expertos, se podría implantar en menos de un año, se ha presentado al Senado y está siendo estudiada por la Junta de Andalucía para ser declarada como «Proyecto estratégico».

Para su puesta en marcha se crearía un consorcio en el que también participarían empresas privadas, aunque, finalmente, la distribución del agua se realizaría mediante la distribuidora oficial de la zona y la energía producida se inyectaría a la red eléctrica para su aprovechamiento general.

El objetivo final es aunar los esfuerzos de todas las administraciones y agentes implicados para hacer frente al problema de la falta de recursos hídricos y de energía eléctrica que afecta a todo el sur de Europa. EFE

Información aportada por EFEverde de la Agencia EFE  y publicada en el marco de su participación en  proyecto Life WaterCool de la Unión Europea

Sobre LIFE18 CCA/ES/001122 de la UE

Concepto sistémico eficiente del agua para la adaptación al cambio climático en zonas urbanas.

Cofinanciado por la UE en el marco de la iniciativa Life y coordinado por Emasesa tiene por objeto: desarrollar y probar soluciones innovadoras para hacer frente a las altas temperaturas, tanto en exteriores como en interiores, y con escorrentía temporal de agua y situaciones de sequía en un entorno urbano sujeto al cambio climático.

Socios: Alten, AgenciaEFE (@efeverde), Ayuntamiento de SevillaUniversidad de Sevilla

 

El contenido de este documento refleja únicamente las opiniones  de sus autores. La Unión Europea/EASME no se hace responsable del uso que pueda hacerse de esta información

 

 

 



A %d blogueros les gusta esto: