Un cartel en la playa del Parque Nacional de Doñana-Matalacañas en Huelva. EFE/ J.J. Guillén/ARCHIVO

El 75 % de la población europea depende de las aguas subterráneas y humedales

Life Watercool - 22 marzo, 2022

Lourdes Uquillas

Madrid (EFE).- El 75 % de los habitantes de la Unión Europea dependen para su abastecimiento de las aguas subterráneas, un recurso que determina la función de los humedales, la mitad de los cuales ha desaparecido en los últimos 30-40 años en el área mediterránea y cuya situación «es más grave», explica el experto del proyecto MedWet apoyado por la Unión por el Mediterráneo (UpM), Tobias Salathé.

Salathé, asesor Senior para Europa de la Convención Ramsar -el tratado intergubernamental para la conservación y el uso racional de los humedales-, explica este martes en entrevista con EFE, en el marco del Día Mundial del Agua, que la presión de la sequía motivada por la crisis climática acentúa aún más la grave situación de los humedales y del abastecimiento de agua en la sobrepoblada región del Mediterráneo.

Los humedales se enfrentan «a grandes retos en el Mediterráneo», señala el experto en medio ambiente del proyecto MedWet (Mediterráneo Húmedo) apoyado por la UpM y asesor en plataformas regionales de diálogo, entidad que lleva a cabo proyectos para restaurarlos y protegerlos como medios que «mantienen el agua para los humanos, pero también para la biodiversidad biológica, para mejorar el clima y los paisajes».

Actualmente hay sequía en el norte de África, el sur de la Península Ibérica y en el este del Mediterráneo -en Oriente Medio-, sostiene el experto, un fenómeno que va a ir en aumento y «va a faltar agua, un recurso de los humedales que protege ecosistemas acuáticos que limpian el agua y ocupan 18,5 millones de hectáreas en la región mediterránea, donde son refugio de biodiversidad y mitigan los efectos del cambio climático.

La situación del agua es diferente según la región, pero uno de los aspectos más graves es la utilización de un 80 % del agua dulce, que viene de los ríos pero también de los acuíferos, para la agricultura en una zona del mundo sobrepoblada, y la situación «no va en la buena dirección».

«La explotación de los acuíferos no debe exceder a la recarga de agua de los mismos», es necesario «limpiarlos y conservarlos», así como adoptar políticas para reducir la explotación y el consumo del recurso hídrico «con técnicas que transformen la agricultura en una actividad sostenible, así como con la concienciación sobre el uso responsable y eficiente del agua -por ejemplo- entre los turistas en las zonas costeras».

El experto recuerda que el Convenio Ramsar lleva 50 años trabajando en la conservación y restauración de los humedales, que «han desaparecido en un 50 % en los últimos 30-40 años y en un 90 % desde la era preindustrial» en el área mediterránea.

Salathé incide en la necesidad de restaurar muchos de los humedales, pero además la creación de otros, sobre todo en la línea litoral del Mediterráneo para reducir los riesgos de inundación ante la subida del nivel del mar y de otros desastres naturales.

Subraya que la situación del Mar Menor (Región de Murcia) es un ejemplo de la sobreexplotación por el turismo y la contaminación por la agricultura de un humedal. «La gestión no es sostenible, pero no es el único ejemplo en la región mediterránea» y señala que otro ejemplo de sobreexplotación son los acuíferos de Doñana, en Andalucía, también para fines agrícolas.

La mejora de la gestión, no obstante, debe ser también un objetivo en las zonas urbanas con «una reducción del consumo del agua, el reciclaje del agua dulce, la recuperación y conservación del agua de escorrentía, así como aumentar las inversiones en infraestructuras del agua».

El experto de UpM afirma que la Unión Europea está trabajando en políticas para mejorar en la gestión sostenible del agua, «una necesidad urgente» ante el déficit hídrico -sobre todo en las cuencas del Mediterráneo-.

Entre las soluciones para los humedales, señala que la UpM lleva a cabo el proyecto ‘Soluciones basadas en los humedales’, que reúne a más de 30 socios de 10 países, programa que pretende reducir las amenazas, restaurar los humedales costeros, fomentar el uso sostenible del agua y crear nuevas oportunidades socio económicas basadas en estos ecosistemas litorales.

«Aguas subterráneas, hacer visible lo invisible», es el lema de la ONU para el Día Mundial del Agua 2022, entidad que recuerda que el 96 % del agua dulce disponible en estado líquido se encuentra en el subsuelo. EFE

Información aportada por EFEverde de la Agencia EFE  y publicada en el marco de su participación en  proyecto Life WaterCool de la Unión Europea

Sobre LIFE18 CCA/ES/001122 de la UE

Concepto sistémico eficiente del agua para la adaptación al cambio climático en zonas urbanas.

Cofinanciado por la UE en el marco de la iniciativa Life y coordinado por Emasesa tiene por objeto: desarrollar y probar soluciones innovadoras para hacer frente a las altas temperaturas, tanto en exteriores como en interiores, y con escorrentía temporal de agua y situaciones de sequía en un entorno urbano sujeto al cambio climático.

Socios: Alten, AgenciaEFE (@efeverde), Ayuntamiento de SevillaUniversidad de Sevilla

 

El contenido de este documento refleja únicamente las opiniones  de sus autores. La Unión Europea/EASME no se hace responsable del uso que pueda hacerse de esta información

 

 

 



A %d blogueros les gusta esto: