EFE/ Miguel Ángel Molina/ Archivo

EFE/ Miguel Ángel Molina/ Archivo

Conoce lo más importante del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC)

Redacción EFEverde - 12 octubre, 2020

QUÉ ES EL PNACC

El segundo Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC) 2021-2030, – el primero es de 2006-, lo aprobó el Consejo de Ministros el 22 de septiembre de 2020 y es el «eje vertebrador» de las políticas españolas destinadas a evitar y minimizar los daños generados por la emergencia climática y sus fenómenos asociados durante el periodo 2021-2030.
En palabras de Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, es «el esquema nacional para la gestión del riesgo» y uno de los compromisos adquiridos por el Gobierno de Pedro Sánchez tras la declaración el 21 de enero de 2020 de la emergencia climática y ambiental, medida del Ejecutivo que según Ribera se llevó a cabo por «tres razones», por justicia climática, por el futuro del país que requiere un proyecto ambiental transversal para una transformación inclusiva, y por responsabilidad frente al desafío del cambio climático.
El PNACC forma parte de los instrumentos de planificación del Gobierno en materia de energía y clima para reducir los efectos de la emergencia climática, entre los que destacan el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la Estrategia a Largo Plazo para una Economía Moderna, Competitiva y Climáticamente Neutra en 2050 y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima.

QUÉ PROPONE EL PNACC

El PNACC propone siete líneas de trabajo que son claves para la transversalidad en todos los ámbitos: vulnerabilidad territorial y social, efectos transfronterizos, enfoque de género, prevención de la mala adaptación e incentivos perversos, costes y beneficios de adaptación e inacción y orientación a la acción.
El Plan contempla para ello la creación de listas de control para chequear las potenciales medidas de adaptación, la evaluación de sus efectos sociales y su huella ecológica, así como la incorporación de criterios que eviten efectos contraproducentes en las ayudas públicas.
Por huella ecológica se entiende la medida que mide el impacto del consumo humano sobre los ecosistemas y su capacidad de regenerarse.
Por primera vez el PNACC incluye 30 indicadores que deberán aportar una visión dinámica de los efectos derivados del cambio climático y los progresos en adaptación, además de informes sobre riesgos climáticos.

81 LÍNEAS DE ACTUACIÓN

Para pasar a la acción, el nuevo Plan Nacional establece y define 81 líneas de actuación para implementar en los diferentes sectores socioeconómicos del país, que se organizan en 18 áreas de trabajo para el periodo 2021-2030.
Destacan, entre otras, la salud, el agua y los recursos hídricos, el patrimonio natural, la biodiversidad y las áreas protegidas, las costas y el medio marino, la protección forestal, la lucha contra la desertificación, la agricultura y ganadería sostenible y la seguridad alimentaria.
Propone también una nueva gobernanza para facilitar la coherencia de la acción climática y favorecer nuevas prácticas en la forma de legislar, de planificar, de presupuestar, de gestionar y de informar, todo ellos como respuesta a los riesgos derivados del cambio climático, tanto para las administraciones públicas como para el sector privado.
El borrador del PNACC se publicó el 30 de abril de 2020 y se sometió a información pública del 4 al 30 de mayo siguiente, periodo en el que recibió más de 1.500 observaciones, procedentes de organizaciones y de individuos. Posteriormente, se presentó a la consideración de la Comisión de Coordinación de Políticas de Cambio Climático, al Consejo Nacional del Clima y al Consejo Asesor de Medio Ambiente.

Información aportada por EFEverde de la Agencia EFE  y publicada en el marco de su participación en  proyecto Life WaterCool de la Unión Europea

Sobre LIFE18 CCA/ES/001122 de la UE

Concepto sistémico eficiente del agua para la adaptación al cambio climático en zonas urbanas.

Cofinanciado por la UE en el marco de la iniciativa Life y coordinado por Emasesa tiene por objeto: desarrollar y probar soluciones innovadoras para hacer frente a las altas temperaturas, tanto en exteriores como en interiores, y con escorrentía temporal de agua y situaciones de sequía en un entorno urbano sujeto al cambio climático.

Socios: SDOSAgenciaEFE (@efeverde), Ayuntamiento de SevillaUniversidad de Sevilla

El contenido de este documento refleja únicamente las opiniones  de sus autores. La Unión Europea/EASME no se hace responsable del uso que pueda hacerse de la información contenida en él.

 



A %d blogueros les gusta esto: