La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. EFE/ Mariscal

Teresa Ribera propone sistemas que aporten agua al menor coste energético posible

Life Watercool - 30 agosto, 2022

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dicho que los trasvases y grandes infraestructuras para la conducción del agua «ya no tienen sentido» y ha apostado en su lugar por sistemas que supongan una «aportación adicional» del recurso «con el menor coste energético posible».

Planificación hidrológica

En una entrevista en la cadena de radio RAC 1, la también ministra para el Reto Demográfico se ha referido a la situación de sequía que atraviesa España derivada de las sucesivas olas de calor este verano y ha recordado que la planificación hidrológica ha marcado el trabajo del Gobierno desde junio de 2018.

En este sentido ha señalado que a finales de año está prevista la aprobación de los Planes Hidrológicos de las cuencas intracomunitarias y que las administraciones autonómicas trabajan para alcanzar este objetivo.

«El agua es un recurso precioso y escaso que debe contemplarse de forma integral», ha aseverado Ribera, quien ha subrayado la necesidad de ahondar en las técnicas de «recuperación y reutilización», como la desalinización o la depuración.

Según la ministra, estos objetivos son los que orientan la nueva planificación de la gestión del agua y los planes de inversión en infraestructuras, de los que ha excluido a las grandes infraestructuras» y a los trasvases, excepto cuando se trate de conectar «ángulos muertos» en algunas cuencas.

Lo importante, ha recalcado, es hacer un «uso mas eficiente» de las infraestructuras del agua, que pasa por modernizar las redes de transporte y de distribución tanto en el ciclo urbano como agrícola y por «acabar con esa horrible sensación de que hay una buena parte del agua que aún no se depura en muchos de nuestros núcleos urbanos de menor o de mayor tamaño».

Revisión al alza del plan nacional integrado de energía y clima

Por otro lado, la ministra también ha dicho que desde este próximo curso y especialmente en 2023 hay que «volcarse en una revisión al alza» del plan nacional integrado de energía y clima, «como nos comprometimos a hacer».

En esto, ha proseguido, «no valen medias tintas, ni jugar con frivolidades de cuando acabe la crisis ya veremos cómo reaccionar», porque el cambio climático es «real», y exige «activar todas las palancas y acelerarlas».

Las evidencias son «preocupantes», como el calor extremo de este verano: lo visto aquí en cuanto a temperaturas y estrés hídrico, ha ocurrido también en otros ríos del mundo, con caudales «asimismo vacíos», como el Rin, el Loira o el Danubio, y fuera de Europa, por ejemplo, en China.

La ministra ha explicado que hay una «hoja de ruta» frente al cambio climático, que es la que fija el Acuerdo de París, y a la que se ha referido como «importante y válida», aunque «desgraciadamente» en el conjunto de los países «vamos con retraso en el cumplimiento de los objetivos».

«Este verano ha sido un baño de realidad para quienes siguen empeñados en contar mentiras», ha dicho Ribera, tras recordar las sucesivas olas de calor, con temperaturas extremas, noches tropicales «como nunca» y un año hidrológico «muy seco».

Temperaturas extremas en el Mediterráneo

A ello se añade un Mar Mediterráneo «con temperaturas de las que tampoco hay precedentes», sin estar todavía claro «cómo puede esto incidir en el sistema climático».

«Gran parte de la crisis que estamos viviendo tiene su explicación por los desajustes sobre cómo vamos cambiando el modelo, hemos ido mas despacio de lo que tocaba en el cambio de modelo energético», ha lamentado.

«Si hubiéramos ido más deprisa probablemente estaríamos mejor preparados para enfrentar esta tensión en combustibles fósiles», ha añadido. EFE

 

Información aportada por EFEverde de la Agencia EFE  y publicada en el marco de su participación en  proyecto Life WaterCool de la Unión Europea

Sobre LIFE18 CCA/ES/001122 de la UE

Concepto sistémico eficiente del agua para la adaptación al cambio climático en zonas urbanas.

Cofinanciado por la UE en el marco de la iniciativa Life y coordinado por Emasesa tiene por objeto: desarrollar y probar soluciones innovadoras para hacer frente a las altas temperaturas, tanto en exteriores como en interiores, y con escorrentía temporal de agua y situaciones de sequía en un entorno urbano sujeto al cambio climático.

Socios: Alten, AgenciaEFE (@efeverde), Ayuntamiento de SevillaUniversidad de Sevilla

 

El contenido de este documento refleja únicamente las opiniones  de sus autores. La Unión Europea/EASME no se hace responsable del uso que pueda hacerse de esta información



A %d blogueros les gusta esto: